Repositorio de Eclipse en Dropbox

Cuando desarrollamos un proyecto, uno de los problemas que nos podemos encontrar es el de llevar con nosotros el código del mismo. Ya sea almacenado en un sistema de almacenamiento en la nube o en un dispositivo USB, puede ocurrir que se nos olvide actualizarlo o bien que nos dejemos el USB olvidado. Una solución pasa por usar Dropbox para almacenar el repositorio de Eclipse.

Cuando desarrollamos un proyecto, uno de los problemas que nos podemos encontrar es el de llevar con nosotros el código del mismo. Ya sea almacenado en un sistema de almacenamiento en la nube o en un dispositivo USB, puede ocurrir que se nos olvide actualizarlo o bien que nos dejemos el USB olvidado.

Una solución pasa por usar Dropbox para almacenar el repositorio de Eclipse. Dropbox, como ya analicé en otro post, es un servicio de almacenamiento online gratuito hasta 2 Gb con un programa de sincronización integrado. Funciona en los tres sistemas operativos más utilizados (Windows, Mac y Linux). Simplemente con tener conexión a Internet puedes instalar la aplicación (o acceder al servicio vía navegador). Se trata pues de una buena solución para llevar el código contigo. Dropbox lo puedes obtener en la página www.dropbox.com.

Uno de los IDEs más utilizados en el desarrollo de aplicaciones es Eclipse. Veamos cómo configurar un repositorio dónde almacenar nuestros proyectos cuyo código se va a sincronizar en todas los equipos dónde tengamos instalado Dropbox.

Una vez que tengamos instalada la aplicación podemos crear una carpeta donde almacenar el proyecto. Para ello abrimos la carpeta Dropbox y creamos una carpeta con el nombre que deseemos, por ejemplo Eclipse.

En el caso de que ya tengamos un proyecto y queremos pasarlo a Dropbox y modificar Eclipse para que abra el nuevo repositorio seguiremos los siguientes pasos:

  1. Abrimos Eclipse normalmente y borramos el proyecto del workspace, pero cuando aparezca el cuadro de diálogo pidiendo la confirmación debemos estar seguros de no marcar la casilla para borrar también los contenidos del disco.
  2. Una vez borrado, navegamos con el explorador de archivos de Windows (o el equivalente en los diferentes Sistemas Operativos) hasta la carpeta del repositorio actual, y movemos la carpeta con el proyecto que acabamos de borrar, a la carpeta que hemos creado en Dropbox.
  3. Volvemos a Eclipse y seleccionamos File -> Switch Workspace -> Other…
  4. Seleccionamos la carpeta que hemos creado en Dropbox y pulsamos Ok.
  5. Esto hace que Eclipse se reinicie para cargar el nuevo repositorio.
  6. Una vez cargado seleccionamos File -> Import… -> General -> Existing Projects into Workspace, desde el menú.
  7. En la caja de texto Select root directory, seleccionamos la carpeta del nuevo repositorio dentro de Dropbox y en la lista de proyectos aparecerá el proyecto copiado. Lo seleccionamos y pulsamos Finish.
  8. Repetiremos los pasos del 3 al 7 para cada uno de los equipos que utilicemos (casa, oficina, portátil, etc.).

En el caso de que no tuviéramos un proyecto previo el proceso sería más sencillo. Simplemente realizaríamos los pasos 3 al 5 en cada uno de los equipos.

La sincronización entre las diferentes máquinas puede llevar algo de tiempo. Si modificamos el código en el trabajo y queremos recuperarlo cuando lleguemos a casa, simplemente refrescamos el workspace desde Eclipse y ya estará preparado para trabajar desde donde lo dejamos. Con 2 Gb. es más que suficiente para almacenar tus proyectos, aunque si necesitas más espacio puedes aumentarlo (Ver tarifas).

Otra de las características de Dropbox es que puedes hacer pública la carpeta y compartir enlaces entre las personas que tú autorices a la misma para compartir el código.

Cómo ves esta solución nos puede sacar de un apuro cuando no tenemos el código pero disponemos de una conexión a Internet y cuando queremos trabajar con el mismo desde diferentes equipos.

 

Almacenamiento en la nube. Ubuntu One Vs Dropbox

Por regla general, cualquier persona en su vida cotidiana utiliza más de un ordenador, el de la oficina, el de casa, el portátil o netbook, o incluso puede utilizar varios dispositivos móviles como un tablet o un teléfono móvil. Pero mediante uno o varios dispositivos, siempre querremos poder acceder a la misma información. Si guardo las fotos de mis vacaciones en el ordenador de casa, igual quiero poder enseñarlas en la oficina o enseñarlas a un familiar en mi teléfono móvil. Si edito un documento en el trabajo, igual me interesa terminarlo en casa o revisarlo en mi iPad en el autobús de camino al trabajo. Por todo ello me planteé abrir un espacio de almacenamiento en la nube. Era eso o copiar toda la información a todos los “cacharros” y además sincronizarla a mano. Existen multitud de servicios de almacenamiento web pero aquí voy a hablar de dos: Dropbox y Ubuntu One.

Ubuntu One viene integrado en la distribución Ubuntu desde la versión 9.04. El sistema de ficheros incorpora una carpeta especial, de tal manera que cuando copiamos o movemos algún fichero en la misma, se sube al almacenamiento remoto de manera totalmente transparente. Desde otro ordenador con Ubuntu y la misma configuración de usuario, tendremos acceso al fichero en la misma carpeta. Asímismo desde http://one.ubuntu.com podremos gestionar nuestro espacio. El paquete básico es gratuito con 2Gb de memoria de almacenamiento aunque podemos ampliarlo comprando hasta 20Gb que podemos pagar mensualmente o bien anualmente. Además de ficheros, sincroniza contactos, notas y marcadores e incorpora una tienda de música. No tiene límites en el número de ordenadores conectados a una cuenta. Podemos compartir una o varias carpetas con los demás usuarios.

Por último debemos comentar que Canonical, que es la empresa dueña de la distribución Ubuntu, ofrece un producto para dispositivos móviles (Ubuntu One Mobile) por 4€ al mes que incorpora acceso a los ficheros en red y, lo más novedoso es que puedes acceder en streaming a tus ficheros de música.

Personalmente comencé a usar este servicio pero el ordenador del trabajo tiene instalado WindowsXP y era un engorro sincronizar y subir ficheros por la web, así que decidí instalarme Ubuntu One for Windows (aún en beta). El problema es que el programa se conecta por un puerto diferente del 80, que es el que deja abierto el proxy, por lo que es imposible sincronizar y el programa se queda en segundo plano consumiendo el 40% de CPU. La última información que tengo es que estaban trabajando en solucionar esta incidencia.

Tras estos problemas decidí probar Dropbox. Es exactamente lo mismo, misma carpeta de sincronización (aunque tiene una modalidad de configuración dónde indicas las carpetas a sincronizar), mismo tamaño de almacenamiento gratuito con la opción de comprar más, posibilidad de acceso y gestión por web, incorpora una carpeta para compartir y una para crear galerías de fotos.

El programa se instala perfectamente en Windows y en las principales distribuciones de Linux y al contrario que el programa de Ubuntu One, si tienes un proxy en la red, puedes configurarlo o dejar que lo autodetecte. Además, existe una versión para iOS, por lo que si tienes un iPhone o iPod Touch, puedes acceder a tus ficheros desde donde quieras gracias a su aplicación gratuita.

Considero totalmente normal el miedo de algunas personas a dejar ficheros personales en sistemas de ficheros ajenos sin la custodia de su dueño, pero también creo que debemos sobreponernos y superar dichos miedos. Yo personalmente veo más ventajas que inconvenientes, no sólo por la sincronización y el acceso a los datos desde cualquier parte sino también indirectamenta para realizar backup de dichos datos por si ocurre un accidente con mi portatil, mi memoria USB, etc.